Menu

Maria Arnal i Marcel Bagés, belleza en la memoria

El dúo catalán presenta su último trabajo en la Joy Eslava

Rescatan la tradición oral, la asimilan y adaptan sobre el escenario ante una lluvia de aplausos y vítores. María Arnal i Marcel Bagés consiguen que el folclore y la canción protesta se escuche sin arrogancia, suenen bellos y delicados, arropados por el calor de un público que se da por completo.

Cartel de Sound Isidro de Madrid

La Joy Eslava de Madrid sirvió de escenario para la presentación de su último disco el pasado 11 de mayo. El dúo musical apareció en las tablas sobre una lona blanca que estalló en color rojo, casi tintado por la sangre de la canción 45 cerebros y un corazón, que Arnal entona con pasión y homenaje, entre susurros que declaman silencio. La canción nace a raíz del descubrimiento de estos restos hallados en una fosa común en puerto de La Pedraja (Burgos), “conservados cual cuerpos de faraón”, después de 80 años, reza la letra del tema.

Entre canción y canción, la cantante se convierte en narradora de historias y explica el origen de cada melodía. El disco de este tándem musical provienen de su investigación con las grabaciones de campo realizadas por Alan Lomax en los años 50. Han invertido tiempo, curiosidad e interés en estudiar los archivos digitalizados y las versiones costumbristas, en rescatarlas y darles un aire transformador cercano a los tiempos que vivimos. Suena ahora Bienes, donde interpelan al valor del agua, del suelo y del sol y se cuestionan el poder sobre los bienes naturales.

Lejos de los himnos propios de radiofórmulas, el dúo escoge el arte tradicional y experimenta hasta mezclar la jota, fandangos o coplillas, pasando del castellano al catalán, de la guitarra española a la eléctrica. Le toca el turno a Jo no canto per la veu, un juego de voces y vaivenes con eco que se acoplan a la perfección a las cuerdas de la guitarra.  

Con el siguiente tema, Cançó de la Marina Ginesta, incluido en su epé Verbena, recuerdan a la célebre miliciana republicana fotografiada en la terraza del hotel Colón y cuya copla inventó la actriz Carola Yonmar en su exilio a República Dominicana. El repertorio continúa con “Cançó del taxista”, que habla de un taxista en el Madrid de los años 40 y recoge una metáforas que aludían al régimen y otras con referencias al presente. Como versión, Arnal interpreta el tema Miénteme, de El Niño de Elche, una de las figuras actuales más arriesgadas y transgresoras del panorama musical.

Salta ahora al escenario Daniel Soler, productor del disco, para enganchar con la adaptación musical del poema de Joan Brossa, La gent, una repetición que va in crescendo en una crítica a las fauces del poder económico y la voracidad financiera. Cambiando de tercio, en las antípodas de la crisis, embiste “No he desitjat mai cap cos com el teu” (Nunca he deseado un cuerpo como el tuyo), el poema musical de Vicent Andrés Estellés, que se torna poderoso y enérgico con su sentencia final de “a mama, tols les versos".

El momento más relajado de la noche llega con la presentación de una nueva canción, Big Data, una reflexión del tratamiento de datos en la actualidad y de las relaciones interpersonales en tiempos de redes sociales. El dúo continúa excavando en las entrañas de los recuerdos y entonan ahora Desmemoria, seguida por la reivindicativa Canción total, versión de Las Víctimas Civiles, en la que colabora como coro el público de la sala. Acto seguido, llega el clímax con Tú que vienes a rondarme, que tanta popularidad gozó en 2017. Es una suerte de intensidad, delicadeza y grandeza, con letra original y cierto barniz eléctrico, alejada de la temática costumbrista que sirve como hilo conductor del disco. Con el público febril, emocionado y entusiasta, pone broche final al concierto.

Ritual de despedida
Aunque aún queda tiempo para unos bises, como el Ball de vetlatori, derivado del ritual mediterráneo que entonaba canciones para velar a los niños muertos. Después de cantar al luto, Maria alza su voz con A la vida, en una llamada más esperanzadora y optimista. El recital concluye con la única canción del disco que les falta por presentar, Tu saps, en una final orquestada por el clamor del público ante un talento que brilla, natural y ejercitado con franqueza, de un dúo musical que engalana la tradición oral desde una cultura de libertad y espíritu colectivo.

Leer más ...

Natalia Lafourcade, musa del folclore

La cantante mexicana presenta su último trabajo musical en La Riviera

Natalia Lafourcade en concierto

Ella misma lo dice. Primero aprendió a cantar y luego a hablar, por eso no sorprende ver las largas filas de gente apostadas frente a la Riviera para asistir al concierto de Natalia Lafourcade. La presencia de su público nos regala un bonito augurio: el directo puede ser épico. Y así se sentencia.

La artista mexicana sube al escenario para presentar su último trabajo discográfico, Musas, formado por dos volúmenes que contienen versiones del folclore tradicional junto a otros temas compuestos por la propia cantante. Como ya hiciera en su homenaje a Agustín Lara, Lafourcade consolida su amor por las clásicos, que interpreta en este disco con Los Macorinos, toda una leyenda musical.

A Madrid ha venido con su banda, ataviada de negro sobrio y de sus míticas trenzas, que aterrizan alternadas en su cabeza. El recital arranca con Vámonos negrito donde se intuye la cálida voz de la artista, que, acto seguido, pone a bailar a su público con la conocida Hasta la raíz. La canción, incluida en su disco homónimo, es el caldo de cultivo para que los asistentes entren en calor mientras alzan sus móviles para cazar alguna que otra fotografía de la artista. 

La voz de Lafourcade, dulce y delicada, preciosa, entona después con hilos de reggae Lo que construimos, antes de comenzar a presentar sus Musas. Este album es un viaje musical de respeto hacia los clásicos latinoamericanos, teñido de actualidad y toque personal. Suenan la preciosa Tú me acostumbraste o Qué sacado con quererte, de Violeta Parra. Con el bolero Soledad y el mar, la cantante está encantada al contemplar cómo el público conoce letra y sonido y sigue cada ritmo con soltura. Se aparta del micrófono y deja que la sala continúe. Recuerda con alegría, cómo hace siete años de su paso por territorio nacional, apenas unos seguidores atentos acudían a sus conciertos. Hoy, delante de una Riviera a rebosar, se siente pletórica y emocionada, arrebatada por el furor de sus espectadores.

Musas, de Natalia Lafourcade

Llega el turno de Nunca es suficiente, que trae reminiscencias de una Jeannette, a ratos pasada por el filtro de jazz. También hay tiempo para Ya no te puedo querer,  Palomas blancas, o Amor de mis amores, que el público corea en masa. Con Amarte duele, En el 2000 y Mi lugar favorito la mexicana llena de pop el escenario. En este recital hay espacio para cualquier ritmo, desde ranchera a son jarocho, pasando por bossa nova o bolero. E incluso hay tiempo para cantarle a la chica de la que se enamoró su entonces novio. Se trata del tema Ella es bonita, y que le sirve para presentar a su banda entre más de una interrupción del público.

Pero, si hay algo que Natalia Lafourcade quiere dejar patente, es su amor por la tierra y por su lugar de origen. Ella, que se confiesa a ratos “clavada al móvil”, se autodefine como una “hippie total”. En su interpretación de Ciudad Hermosa rinde homenaje a la Ciudad de México asestada por el terremoto el pasado mes de septiembre. A continuación, la veracruzana nos regala una versión de Cucurrucú paloma, que pone los pelos de punta; al igual que sucede con Lo prohibido.  

Y nosotros estamos ahí, y queremos más Musas. Es el momento de seguir bailando. La recta final del directo llega con Tus Ojitos, Mi tierra veracruzana y Danza de Gardenias, esta última compuesta junto a David Aguilar y que casa a la perfección con la pureza de la tradición latina. Para concluir, Natalia entona su Tú sí que sabes quererme poniendo el punto final dulce a un concierto que acierta de lleno con su folclore latino.  

Leer más ...

Inmensa Sílvia Pérez Cruz

'Vestida de nit' encandila en el Teatro de la Zarzuela

Conocí la melódica voz de Sílvia Pérez Cruz mientras husmeaba en una plataforma musical en busca de novedades. Cuesta escucharla y no deleitarse. Pulsas una canción y quieres quedarte en ella, paladear la letra y disfrutar de la voz, así que no pestañeé a la hora de decantarme por verla en directo. Es un espectáculo arrebatador que el público aprecia con su propio ímpetu: enmudece boquiabierto a la par que pide manos nuevas para seguir aplaudiendo.

Fragmento de la portada de 11 de noviembre, de Sílvia Pérez Cruz

La artista presentó el pasado mes de noviembre en el Teatro de la Zarzuela su disco Vestida de nit. Sílvia apareció cándida, dulce, inocente. Salió sola, arropada por un único foco que iluminaba su figura, pero con solo alzar la voz para entonar el Intro A Capella, la sala saltó al alborozo. A continuación escuchamos Cinco Farolas, donde ya entró acción el quinteto de cuerdas* que acompaña a la artista en este acontecimiento musical más que recomendable.

Sílvia es mucha Sílvia. Para definirla, una tiene que tirar de variados adjetivos que van desde lo natural a lo amable, pasando por lo glorioso y lo humilde. Sobre las tablas no conoce límites. Lo mismo cuenta, con gracia y sin artificios, que se ha maquillado con el dedo por falta de tiempo, que desata su voz en un quejido voraz estremeciendo las butacas. Ella es así. Fue capaz de declinar la oferta de un gran productor para convertirse en la nueva Norah Jones porque prefiere seguir visitando los bares de su barrio y compartir conversación con amigos.

Todo en ella llama a un revuelo de sensaciones. En la Zarzuela nos regala un apoteósico recital de música bien orquestado por la calidez de los instrumentos de cuerda. Se oye desde bossa nova, a flamenco, jazz, fado e incluso rancheras, con una voz emocionada y emocionante que paladea cada estilo con un gusto exquisito. Se escucha ahora Tonada de la luna llena, Mechita o el fado Estranha forma de vida. Con Ai, ai, ai pone al teatro a corear al unísono para pasar después a los versos de Pere Quart en Corrandes d’exili. También hay tiempo para un tema de Fito Páez y una preciosa ranchera a dos voces creada con el poema Mañana de Ana María Moix.

Sílvia Pérez Cruz

El directo embriaga. La cantante se detiene sobre una silla y su chorro de voz estalla. Camina descalza sobre el escenario o deja que las cuerdas se desboquen y protagonicen una parte del espectáculo. Pérez Cruz puede presumir de haber conseguido dos Goyas por dos canciones originales: uno por su tema en la película Blancanieves, y otro cabezón por Ai, Ai, Ai, incluido en el filme Cerca de tu casa, por el que también fue nominada como actriz revelación. En este filme se atrevió por primera vez a componer una crítica social directa con la canción No hay tanto pan, que entona tan solemne que algunos asistentes son incapaces de contener las lágrimas.

Enmudecemos. Y todavía nos queda tiempo para la sorpresa. De repente, sale al escenario la bailaora Rocío Molina, con la que coincidió casualmente en un vuelo, y con la que está participando en uno de los espectáculos improvisados más inspiradores a nivel nacional, Impulso. En esta ocasión interpretan Loca. El cuerpo de Molina se contorsiona al ritmo de la música empujado por su espontaneidad y un talento admirable que entrecorta la respiración. Exquisita simbiosis de cuerpo y voz. Para completar un espectáculo redondo, Pérez Cruz canta la preciosa Halleluja, y versiona Estrella de Enrique Morente.

La artista se detiene ante el aplauso del público, merecido, duradero, confirmando una actuación pletórica ante la que caemos rendidos. Lamentamos que el recital acabe. Pero aún queda tiempo para más. Pérez Cruz interpreta Vestida de nit  y, más tarde, nos regala un batiburrillo de canciones entrelazadas a la que sigue la interpretación de Gallo Rojo, Gallo Negro, conmoviendo a una Zarzuela entre luces y sombras.

Hay que decirlo: Inmensa. Es uno de los calificativos que no cuesta colgarle a Sílvia Pérez Cruz. Extiendo una invitación a verla actuar, los que tengáis ocasión de tenerla cerca. En los próximos meses aún tiene previsto continuar con este repertorio en otras ciudades españolas.

*Quinteto de cuerdas
Elena Rey, violín principal
Joan Antoni Pich, violonchelo
Carlos Monfort violín
Anna Aldomá, a la viola
Miquel Angel Cordero al contrabajo

Próximos conciertos:

25/02/2018: Impulso, con Rocío Molina, MADRID (Entradas agotadas) // Teatros del Canal 19:30h

02/03/2018: Sílvia Pérez Cruz presenta 'Vestida de Nit' en el Teatre Circo, ORIHUELA 

03/03/2018: Silvia Pérez Cruz presenta 'Vestida de Nit' en el Teatre Calderón, ALCOI, ALACANT Teatro Calderón 21:00h

Resto de actuaciones

Leer más ...

Neuman cierra los conciertos de Espacio Microsoft

La sede se localiza en Fuencarral, 140 

Neuman en su concierto en Espacio Microsoft

Desde que abriera sus puertas el pasado noviembre, el Espacio Microsoft está funcionando para convertirse en toda una referencia en aunar tecnología y arte. Desde principios de mes ha estado acogiendo conciertos gratuitos los domingos a las 13.00 horas para dar a conocer sus instalaciones. Hoy le tocó en turno a Neuman, cuyo vocalista, Paco Román, salió al escenario acompañado de su guitarra para ofrecer en acústico los temas de su último trabajo discográfico Bye Fear/Hi Love.  

Con el sonido de esta banda murciana estas instalaciones cierran su etapa de directos dominicales que han contado también con la música de Autumn Comets, Juan Zelada y Bravo Fisher.

El Espacio ha querido darse a conocer al público con estas propuestas musicales y otras actividades que se están organizando durante la semana. Localizado en la calle de Fuencarral, 140 la sede pretende configurarse como “un espacio vivo” en que no sólo se informará de las novedades de Microsoft, sino que habrá otras iniciativas, como charlas, presentaciones y conferencias.

Por el momento ya se están ofertando talleres y eventos abiertos al público. 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3
Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3

Info

  • Baldosas Rojas
  • Todos tenemos nuestro talento. ¿Cuál es el tuyo? Cuéntanoslo y lo publicamos. 
  • Contacto: info@baldosasrojas.com
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3