Menu

El imperio de las emociones de Irene Cruz

La obra de la fotógrafa crea un universo en el que se funden la naturaleza y la mujer 

Imagen de Irene Cruz

Cuando Irene Cruz llegó a Berlín se enamoró de su luz. Con solo mirar su obra, uno puede advertir hasta qué punto la atrapó el impacto lumínico en los paisajes que hoy en día inmortaliza. Su obra es un escaparate visual de la naturaleza, un cosmos que ha hecho propio a través de la simbiosis de este con la figura femenina.

La mujer que aparece en sus imágenes, lejos de personalizarse, se universaliza dejando atrás su rostro para mostrar una emoción. Y ese es el mejor sello de presentación de esta joven madrileña: plasmar emociones. Quizá por eso no ha tenido miedo de desplegar en Arco una instalación fotográfica en la reivindica el poder contemplar una obra de arte. Porque el arte de Irene Cruz es de los que gusta contemplar.

La obra de esta fotógrafa habla en verso visual impregnada especialmente por el universo cinematográfico, la literatura y la filosofía, fuente de inspiración en sus creaciones. La artista ha estado estos días en Madrid para presentar sus proyectos en Art Madrid y en Jäälphoto, donde también ha dado a conocer su libro Blumen, un experimento editorial en el que aúna fotografía con poesía.

Baldosas Rojas habló con la artista sobre su trabajo. 

¿Cómo concibes tu fotografía?
Mi fotografía es como una forma de autoaprendizaje conmigo misma. Siempre busco un tema que me interese y trabajo sobre él. Me documento mucho filosófica y literariamente, leo, busco y profundizo sobre un tema. Por ejemplo, las vacaciones, los límites, dónde están los conceptos… La línea que tiene mi obra en común es la naturaleza, como un todo,  como una divinidad incluso. Para mí la fotografía ahora mismo lo es todo.

En la mayor parte de tu obra la mujer también es muy importante…
Siempre ha habido mujeres porque evidentemente soy mujer y me identifico mucho más con el universo femenino. Es una forma de contar a través de un cuerpo que tú conoces. Cuando me pones un hombre ya es como un reto y es lo que estoy empezando a hacer ahora, introducir la figura masculina en mi obra. Todo evoluciona, nunca me cierro a nada, pero hay una línea de la que no me salgo. Aunque evidentemente siempre me siento más a gusto cuando fotografío mujeres que cuando fotografío a hombres.

Imagen de Irene Cruz

Todas estas mujeres siguen la misma línea.
He creado una serie de personajes y todas juegan a ser yo. De hecho, son mis amigas porque lo he dicho y los títulos de las fotos son sus propios nombres. En otros casos es difícil averiguar si soy o no, pero no busco eso. Quiero que la gente se vea ahí y que pueda ser cualquiera. Me parece que a la hora de adquirir una obra de arte, poner un rostro no conocido en la pared de tu casa te resulta extraño. Yo busco contar cosas que para mí son universales. Trato de contar mi verdad, mi posición frente al mundo y  juego con un universos que he hecho míos a través de la luz, de la estética, del universo de la mujer.

¿De qué obra dispones?
Entre mis proyectos está Inner Tales en 2011, BjörkFlying without wingsFallgillity en 2012 y StimmungAus heiterem Himmel y Mär en 2013. Todos estos mezclan el paisaje, la percepción humana... También tengo uno que trata sobre las vacaciones, el hecho de vaciarte para volverte a llenar.

¿Cómo han influido Berlín y Suecia en tus trabajos?
Me enamoré de la luz en un viaje a Berlín en 2011. Allí hice la serie de saltar en los charcos y vi que eso era yo. Tuve una conexión muy grande con la luz, con el entorno y conmigo misma. Para mí fue como una revelación. Encuentras una serie de circunstancias que te abren luz, y sigues por ahí y funciona. En Suecia busqué otra línea, me tiré mucho por el blanco y negro, cosa que ya no hago.

¿Cuáles son tus autores de referencia?
Sobre todo me inspiro en el cine y destacaría a Terrance Malick, que me fascina porque tiene una obra cinematográfica muy fotográfica. Creo que mi fotografía es muy cinematográfica y por eso ahí encuentro una conexión muy grande. Mi manera de trabajar es muy parecida a la del cine. Cuando hago fotos de los altos elijo fotogramas, también llevo storyboards, aunque siempre me puedo salir del guion. Siempre ocurren cosas inesperadas que luego son muy interesantes.

Imagen de Irene Cruz

Ahora acaba de editar Blumen, un libro con imágenes y poesías.
Empezó con un juego que le propuse a una amiga amiga, le dije que jugara a ser yo y que yo sería ella.  Monté un guión, la vestí como yo, la descalcé. Ella era yo y yo era ella. Luego seguí haciéndolo con otra amiga y seguía jugando porque me gustaba y me producía una sensación nueva. Me hice con una colección de fotos que iba haciendo a mis amigas. Luego surgió la idea de poner poesía  y lancé la convocatoria por redes sociales. La gente respondió muy bien. Y las poesías están está en 12 idiomas.

Estás en Art Madrid, en Jäälphoto… y en Arco también has dejado tu semilla.
En Arco he montado una instalación un tanto reivindicativa por el valor económico de la obra, ya que es una feria que para entrar supone ya un esfuerzo económico. He elegido un tema bastante polémico, pero con toda la educación del mundo. Realicé una instalación compuesta por 24 fotos pequeñas de la serie Blumen y he puesto un texto en inglés y en español en el que explico que es una instalación #blumenarco. Las fotos se regalaban, pero si te llevabas una, tenías que subirla a las redes sociales con la etiqueta #blumenarco. Esta era mi forma de reivindicar el valor contemplativo de la obra. Al subirla a internet la ve mucha gente y aunque lo que voy a ganar es cero, voy a ganar visibilidad en mi obra porque la obra de arte es ante todo poderla contemplar.

Imagen de Irene Cruz

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3
Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3

Info

  • Baldosas Rojas
  • Todos tenemos nuestro talento. ¿Cuál es el tuyo? Cuéntanoslo y lo publicamos. 
  • Contacto: info@baldosasrojas.com
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3