Menu

Belén López, fuego en los tacones

La bailaora se pone "Flamenca" con su espectáculo en el teatro Fernán Gómez

Como ella misma anunciara en una de sus entrevistas, el duende te llega, aparece en plena actuación o lo tienes que buscar. Belén López transmite que lo lleva en cada uno de los gestos o movimientos que realiza con arrojo, como mostró el pasado 19 de mayo en las tablas del teatro Fernán Gómez. La bailaora protagonizó su espectáculo Flamenca en la sala Girau dentro de la 4ª edición festival Flamenco Madrid 2018 y regaló a sus asistentes un escaparate de temperamento y desparpajo, amadrinada por la magistral Blanca del Rey. Esta institución del flamenco definió a Belén como “el magma de un volcán” y expresó la fascinación que siente por el arte dando paso a la actuación de la artista.  

Belén López / Imagen recogida del Festival Flamenco Madrid

El recital comenzó con el acompañamiento musical de ilustres profesionales: Morenito de Íllora, Juañarito y Pedro Jiménez, al cante; Rafael Jiménez Chispa, a la percusión; Carlos Jiménez y Juan Jiménez, a la guitarra, y el invitado especial a la guitarra, Jerónimo Maya. Tras una primera canción de apertura, apareció Belén en escena para alborotarlo todo. Henchida de emociones, recorrió uno y otro lado del escenario al compás de los palillos presentándose pletórica y visceral, con exaltación y coraje, dejando ver un torbellino de sensaciones que sustentan este recital y consolidan su figura escénica. Y es que, lejos de grandes detalles y ornamentación, Flamenca se erige como un espectáculo de danza “sin adornos ni argumentos”, sino como un instrumento de expresión que nace de las entrañas.

La bailaora, nacida en Tarragona hace 32 años, derrocha desenfreno en cada fase del espectáculo. En una de sus pausas, Jerónimo Maya ejecuta una interpretación magistral a la guitarra, cual exquisito virtuoso de las cuerdas. Maya, que desde los 7 años maneja con rotunda soltura cada palo flamenco, deja atónito a un público con el fabuloso sonido que surge de sus manos. 

Acto seguido, vuelve Belén para atronar el suelo con garra. Desgrana su poderío en escena con atuendos que pasan desde el pantalón al vestido de volantes, la bata de cola o los giros de mantón. En cada taconeo, hace de la tradición una festividad, resaltando la expresividad de la mujer. La bailaora ha nacido para esto y se desenvuelve con frescura en un arranque que despierta a la fiera. Belén se envalentona, crece, enfada, estalla de emoción, de alegría, brillando con luz propia de una punta a otra, de una planta al tacón, o desafiando el mantón alrededor de su cuello. El público aplaude con júbilo y no quiere que la cita acabe. Junto a Blanca del Rey y el resto de los acompañantes, Belén ataca su último baile y pone fin a una velada flamenca de tradición y enganche, ímpetu y fogosidad.  

Trayectoria reconocida
Premio Desplante 2016 del Festival de Cante de las Minas de La Unión, Premio Artista Revelación 2005 del Corral de la Pacheca y Premio Nacional de Flamenco Mario Maya 2004, el arte genuino y la técnica impecable de Belén López le viene desde pequeña, aunque su familia no participe de la tradición flamenca.

Humilde hasta la médula, Belén se sonroja cuando le recuerdan su pasado de niña aventajada. Con tan solo 5 años bailó en la inauguración de una calle en Barcelona dedicada a Carmen Amaya y con tan solo 7 conquistó al público en el concurso televisivo Bravo Bravísimo. Como estudiante prodigio finalizó los estudios en el Conservatorio Superior de Danza de Madrid en tiempo récord. Al acabar, en 2011, comienzan sus cuatro temporadas como primera bailarina en la Arena di Verona, con las óperas Carmen e Il Trovatore dirigidas por Franco Zefirelli. 

El resto de su repertorio navega por teatros y auditorios nacionales y mundiales desde su participación en la Biennale de Danza en Italia, hasta el festival de Jerez, el teatro Sadler´s Wells de Londres o el Opera House de Boston, entre otros espacios escénicos.

Leer más ...

El banquete animal

Pablo Messiez desenfunda una versión moderna de Bodas de sangre plagada de instinto y desenfreno

Cartel de Bodas de Sangre“¿Por qué hemos de ir siempre al teatro para ver lo que pasa y no lo que nos pasa?”, con esta pregunta irrumpe el primer presagio de muerte con forma de mujer que deambula por las tablas del Teatro María Guerrero. En este tono interrogativo comienza la propuesta actualizada de Bodas de sangre de Pablo Messiez, un atrevimiento feroz sobre un escenario blanco, tan níveo que escuecen los ojos ante el primer estallido de luz.

La versión del director argentino moderniza la original con una recreación estética de corte cinematográfico mientras juega con recursos lumínicos. Cuadros de color surgidos del techo trocean la sala y crean espacios a modo de habitaciones, vacíos, a la espera de llenarse con la acción.

El texto de Lorca se masca en este montaje tal y como fue concebido, salvo algunas incorporaciones y poemas del autor granadino, como El pequeño vals vienés en la melodía de Leonard Cohen, que también suena en la película La Novia. Asistimos a un desgarro visceral de cuerpos e instinto, donde la razón se esfuma ante el deseo y el desenfreno. No vemos al Lorca del pueblo andaluz, en su versión más dogmática de lamentos y quejidos, aunque de lejos se escuche el galopar de los caballos. Vemos a otra figura viva. Un espíritu contemporáneo que hace de un banquete una celebración alocada, impura, irracional, donde se mezclan danzas etílicas con dosis de cocaína esnifada al ritmo de Bambino.

Adornado en una preciosa escenografía recreada por Elisa Sanz, el elenco de actores se mueve sobre el escenario con voluntad y arrojo. Gloria Muñoz está brillante en su excelente interpretación de madre del novio. Sobresalen también el nervio y pasión en las actuaciones de Carlota Gaviño (novia) y Francesco Carril (Leonardo), mientras que Julián Ortega muestra un novio desprendido de carácter en un trabajo a medio gas. El resto del reparto ensalza la obra y acompaña a la pareja de enamorados: nombres como Carmen León, Guadalupe Álvarez Luchía, Claudia Faci, Estefanía de los Santos, Pilar Bergés, Juan Ceacero, Fernando Delgado-Hierro, Pilar Gómez y Óscar G. Villegas.

El Lorca de Messiez

El Lorca de Messiez, una pieza necesaria, actual y vibrante que también plantea mis dudas: me inquieta el exceso de carne, la generosidad de los cuerpos desnudos, más abierto a la controversia, quizá, que a invitar a la emoción. Lorca no es más Lorca si se muestra la piel. Al mismo tiempo me agrada el riesgo en el escenario, la puesta en escena, el descontrol en un banquete lleno de instintos, que a ratos recuerda a una Última Cena desbocada. Quizá lo que más me desconcierta es algún tinte cómico que, intencionado o no, se cuela entre los diálogos y desequilibra la parte dramática, puede que en una tentativa de aliviar el desgarro.

La recomendamos. Estará en cartel:
Del 18 octubre a 10 diciembre de 2017
Teatro María Guerrero
Horario: de martes a sábado a las 20:30 horas y domingo a las 19:30 horas

 

Leer más ...

Surge Madrid, la muestra de teatro alternativo

Surge MadridLas salas de pequeño formato han levantado el telón para ponerse el teatro por montera. El pasado 7 de mayo arrancó el festival Surge Madrid, una muestra que apuesta por el espectáculo escénico con el fin de promocionar los teatros alternativos de la capital.

Estas son las cifras: 444 funciones, 93 estrenos y 31 espacios hasta el 31 de mayo. Una cita que reunirá creaciones vivas, con ganas de mostrarse y de dar visibilidad a las salas alternativas madrileñas. Cada obra tendrá un precio de 12 euros y la entrada se adquirirá en la taquilla del espacio donde vaya a representarse.

Como explican en la propia web del festival, organizado por la Comunidad de Madrid, la idea pretende dar la oportunidad de “promover la creación emergente como reducto natural de las nuevas oportunidades, de potenciar la investigación y el riesgo de nuevas tendencias escénicas y dar cabida a oportunidades teatrales profesionales en un formato reducido". Por este motivo, unos 30 programadores internacionales acudirán al festival para echar un vistazo a las propuestas de la capital y decidir si tienen cabida en las muestras extranjeras.  

Pincha aquí y consulta toda la programación del festival en su página web.

Cuestiones
Pero no es oro todo lo que reluce. La propuesta no ha calado de la misma forma en todas las salas. Algunos directores han mostrado sus reticencias a participar en el evento, como anunciara El País en una noticia el pasado 5 de mayo. En esta información, el diario se hacía eco de las voces de directores de salas madrileñas que quitaban brillo a Surge Madrid y a la Comunidad al considerar que la muestra era un parche pasajero para la salud del teatro independiente, más que una apuesta a largo plazo para elevar el espectáculo alternativo a la categoría merecida. 

Leer más ...

Si tú lo dices...yo improviso

Calambur Teatro son expertos en los espectáculos de improvisación 


Calambur TeatroUno puede estar tranquilamente sentado en el metro, en plena calle o tomando algo en una cafetería y que, de repente, aparezca un joven o una joven, o ambos, y monten un espectáculo que sorprenda a todos. Steward Peña y Elisa Espinosa son esos genios optimistas que no tienen miedo de decir “sí” y de decirlo sin seguir un guion, ni achantarse ante los tiempos que corren. Juntos forman Calambur Teatro, una empresa teatral dedicada al espectáculo de improvisación que por igual se sube a los escenarios, organiza eventos para empresas o imparte formación dramática a gente de diversas edades. Su sueño es llevar esta técnica a grandes escenarios y seguir apostando por la cultura como modo de vida. Este es su proyecto profesional. 

¿Qué es Calambur Teatro?

Steward: “Somos una empresa teatral dedicada a crear espectáculos, a realizar eventos para empresa, con una escuela de formación donde enseñamos teatro y  técnica de improvisación y también nos dedicamos a hacer eventos para empresas”.

¿Cuándo y cómo surge Calambur Teatro?

Steward: “Surgió en 2010 como asociación cultural cuando tuve la idea de crear una compañía propia en la que pudiéramos profundizar en la improvisación e investigar cómo esta podía abarcar más ámbitos que un único escenario. Podía también formar parte de una formación para empresas, de las estructuras de eventos, etc. Empecé solo con un equipo de compañeros y dos años más tarde llegó Elisa y encontramos la perfecta comunión porque los dos somos actores. Ella entró a meter más rigor teatral en todo lo que hacíamos”.

Elisa: “Vimos que encajábamos muy bien, teníamos la misma forma de ver el espectáculo, la forma empresarial, la forma de vida y cómo nos gustaba un espectáculo. De ahí surgió que le daríamos un punto más profesional a lo que se había creado y nació la empresa. Son ocho horas de trabajo de oficina más la que echemos de ensayo, entrenamiento y las funciones. Por eso decidimos dedicarle más tiempo y ganas a que fuera un proyecto más grande, no solo una compañía de teatro”.

Elisa y Steward

La empresa la conformáis ambos y tenéis un elenco para espectáculo de 10-12 personas. ¿Qué tipo de obras escenificáis?

Elisa: “Hacemos de todo. Tenemos dos formas de trabajar: tenemos una idea y montamos el espectáculo o nos llega la propuesta y lo vamos moviendo. Pero todo centrado en la improvisación. Nos centramos en esto porque, primero, es la vida de Estu y a mí me lo supo contagiar; y segundo, porque es algo que tiene mucho auge, posibilidades y sirve para todo”.Steward: “En teatro tenemos dos obras en cartel; una producción infantil en la Nave 73 los sábados por la mañana y un show para adultos en La Escalera de Jacob los viernes y sábados. Pero también hacemos bolos en bares, eventos para empresas”.

Ahora estáis también muy involucrados con los eventos de empresa…

Steward: “Después de estar haciendo las primeras obras de teatro, nuestro boom fue la empresa. Hemos trabajado con Ikea, Cola-Cola, National Geogrpaphic, Nebraska o Telefónica… por un lado, haciendo improvisación en la calle y por otro con los propios trabajadores enseñándoles cómo es la técnica  de la improvisación y cómo pueden aplicarla al trabajo.

Elisa: “Con la ‘impro’ se puede hacer todo y sirve para todo, desde la formación de gente que quiere pasar un rato, divertirse, crear equipo o hablar en público. Te sirve para tu vida porque te da una forma de verla muy positiva, porque la ‘impro’ es todo sí.

También tenéis un centro de formación ¿cómo funciona?

Steward: “En la escuela Calambur tenemos 6 grupos de alumnos de edades entre los 16 y 60 años en los que enseñamos la técnica de la improvisación en distintos niveles y ámbitos: desde la ‘impro’ deportiva, a los espectáculos cómicos o las estructuras dramáticas dentro de la improvisación”.         

Y entre espectáculos, eventos y formación, ¿cómo os organizáis?

Steward: “La verdad es que estamos muy contentos porque no paramos. Dormimos poco, pero con gusto”.

Elisa: “Estamos en el punto de que hay que hacerlo todo y aunque a veces a priori parece que no te va a compensar, lo hace de cualquier manera. Lo importante es que nos conozcan, que suene, que te busquen y vayan a verte. Aunque la cosa está muy difícil, nosotros hemos decidido darle la vuelta a la tortilla, ver el sí por todos lados y tiramos por ahí. Tenemos mucho porque nos lo curramos mucho y le decimos a todo que sí”.  

           

¿Hacia dónde queréis ir? ¿Dónde os gustaría actuar?

Steward
: “Por un lado tenemos el sueño del local propio y que no dependamos de alquileres por horas. Que tengamos nuestra escuela donde podamos no solo dar ‘impro’ sino todo tipo de disciplinas artísticas. Nuestro sueño es llevar la ‘impro’ a los teatros grandes, algo a lo que que poco a poco  se está llegando”.

Elisa: “Queremos que a la improvisación se le dé valor, que seamos considerados igual de profesionales que otros actores. Por eso nos gusta tanto la labor de la formación porque nosotros en lo que creemos es en lo que queremos que sean los profesionales de mañana”.

¿Cómo valoráis el panorama actual de la interpretación?

Steward
: “No se nos está ayudando nada con el tema de la IVA. Tienes que pagar autores… gestión de venta de entradas, etc”.

Elisa: “A la gente que le gusta el teatro sigue yendo. Pese a todo lo difícil que nos lo están poniendo, yo jamás en mi vida he visto una explosión artística como la que estamos viviendo ahora mismo. Hay mil obras, cierran una sala y abren dos. Nos estamos viniendo arriba ante la situación. Quien quiere contar y quiere hacer cosas está manteniendo viva la cultura, lo estamos haciendo".  

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3
Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3

Info

  • Baldosas Rojas
  • Todos tenemos nuestro talento. ¿Cuál es el tuyo? Cuéntanoslo y lo publicamos. 
  • Contacto: info@baldosasrojas.com
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3