Menu

Maria Arnal i Marcel Bagés, belleza en la memoria

El dúo catalán presenta su último trabajo en la Joy Eslava

Rescatan la tradición oral, la asimilan y adaptan sobre el escenario ante una lluvia de aplausos y vítores. María Arnal i Marcel Bagés consiguen que el folclore y la canción protesta se escuche sin arrogancia, suenen bellos y delicados, arropados por el calor de un público que se da por completo.

Cartel de Sound Isidro de Madrid

La Joy Eslava de Madrid sirvió de escenario para la presentación de su último disco el pasado 11 de mayo. El dúo musical apareció en las tablas sobre una lona blanca que estalló en color rojo, casi tintado por la sangre de la canción 45 cerebros y un corazón, que Arnal entona con pasión y homenaje, entre susurros que declaman silencio. La canción nace a raíz del descubrimiento de estos restos hallados en una fosa común en puerto de La Pedraja (Burgos), “conservados cual cuerpos de faraón”, después de 80 años, reza la letra del tema.

Entre canción y canción, la cantante se convierte en narradora de historias y explica el origen de cada melodía. El disco de este tándem musical provienen de su investigación con las grabaciones de campo realizadas por Alan Lomax en los años 50. Han invertido tiempo, curiosidad e interés en estudiar los archivos digitalizados y las versiones costumbristas, en rescatarlas y darles un aire transformador cercano a los tiempos que vivimos. Suena ahora Bienes, donde interpelan al valor del agua, del suelo y del sol y se cuestionan el poder sobre los bienes naturales.

Lejos de los himnos propios de radiofórmulas, el dúo escoge el arte tradicional y experimenta hasta mezclar la jota, fandangos o coplillas, pasando del castellano al catalán, de la guitarra española a la eléctrica. Le toca el turno a Jo no canto per la veu, un juego de voces y vaivenes con eco que se acoplan a la perfección a las cuerdas de la guitarra.  

Con el siguiente tema, Cançó de la Marina Ginesta, incluido en su epé Verbena, recuerdan a la célebre miliciana republicana fotografiada en la terraza del hotel Colón y cuya copla inventó la actriz Carola Yonmar en su exilio a República Dominicana. El repertorio continúa con “Cançó del taxista”, que habla de un taxista en el Madrid de los años 40 y recoge una metáforas que aludían al régimen y otras con referencias al presente. Como versión, Arnal interpreta el tema Miénteme, de El Niño de Elche, una de las figuras actuales más arriesgadas y transgresoras del panorama musical.

Salta ahora al escenario Daniel Soler, productor del disco, para enganchar con la adaptación musical del poema de Joan Brossa, La gent, una repetición que va in crescendo en una crítica a las fauces del poder económico y la voracidad financiera. Cambiando de tercio, en las antípodas de la crisis, embiste “No he desitjat mai cap cos com el teu” (Nunca he deseado un cuerpo como el tuyo), el poema musical de Vicent Andrés Estellés, que se torna poderoso y enérgico con su sentencia final de “a mama, tols les versos".

El momento más relajado de la noche llega con la presentación de una nueva canción, Big Data, una reflexión del tratamiento de datos en la actualidad y de las relaciones interpersonales en tiempos de redes sociales. El dúo continúa excavando en las entrañas de los recuerdos y entonan ahora Desmemoria, seguida por la reivindicativa Canción total, versión de Las Víctimas Civiles, en la que colabora como coro el público de la sala. Acto seguido, llega el clímax con Tú que vienes a rondarme, que tanta popularidad gozó en 2017. Es una suerte de intensidad, delicadeza y grandeza, con letra original y cierto barniz eléctrico, alejada de la temática costumbrista que sirve como hilo conductor del disco. Con el público febril, emocionado y entusiasta, pone broche final al concierto.

Ritual de despedida
Aunque aún queda tiempo para unos bises, como el Ball de vetlatori, derivado del ritual mediterráneo que entonaba canciones para velar a los niños muertos. Después de cantar al luto, Maria alza su voz con A la vida, en una llamada más esperanzadora y optimista. El recital concluye con la única canción del disco que les falta por presentar, Tu saps, en una final orquestada por el clamor del público ante un talento que brilla, natural y ejercitado con franqueza, de un dúo musical que engalana la tradición oral desde una cultura de libertad y espíritu colectivo.

Modificado por última vez enLunes, 14 Mayo 2018 18:58
Más en esta categoría: « Natalia Lafourcade, musa del folclore

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3
Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3

Info

  • Baldosas Rojas
  • Todos tenemos nuestro talento. ¿Cuál es el tuyo? Cuéntanoslo y lo publicamos. 
  • Contacto: info@baldosasrojas.com
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3