Menu

Elementos filtrados por fecha: Febrero 2018

Morgan descarga nuevos aires en 'Another Road'

La voz de Nina de Juan es una de las potentes revelaciones musicales del panorama nacional

Para muchos llegó la sorpresa al escuchar la voz femenina en la canción Charo de Quique González. Rasgada y aterciopelada, con contundencia y candidez, Carolina de Juan, conocida como Nina, nos hacía preguntarnos por su nombre. ¿Quién es esta joven de 27 años? Es la vocalista de Morgan, uno de los grupos revelación del 2017. Completan la formación Alejandro Ovejero (bajo), David Schulthess (teclados), Ekain Elorza (batería) y Paco López (guitarra), que compaginan su trabajo con otros proyectos musicales. 

Canciones de su discoAir, nuevo disco de Morgan

La banda, nacida en Madrid, lanzó su primer trabajo discográfico, North en 2016, un gran debut que se convirtió en poco tiempo en una celebración exitosa de crítica y público. Formado por 13 canciones —12 de ellas interpretadas en inglés—, el álbum ha sido producido por José Nortes (también estuvo en los trabajos de Quique González, Miguel Ríos o Ariel Rot) en los estudios de La Cabaña y engloba una suerte de canciones que beben del soul al jazz, pasando por el pop, rock o gospel.

Temas como Home o Praying derivan de la nostalgia a la calma, presos de una elegancia que Nina, cantante y pianista, otorga con su voz portentosa y abrumadora que embelesa desde los primeros acordes. El pasado verano, Morgan tuvo la oportunidad de telonear a Beth Hart demostrando estar a la altura de las circunstancias.

El próximo 16 de marzo publican nuevo disco, titulado Air, cuyo single de presentación, Another Road, ya puede escucharse en las plataformas virtuales. Este primer adelanto surgió en la furgoneta durante su gira y pretende ser una oda al estilo de vida de los músicos en la carretera. La banda define este tema con su arranque de cuerdas de raíces americanas, “para explayarse en una amalgama de géneros que entroncan en la exquisita voz de Nina. Suena a soul, recuerda a las vanguardias del jazz, brilla en su conjunto como un relámpago funk de los años 70 y se lanza solo hacia la pista de baile en un destello disco".

A la espera de la escucha de su nueva producción completa, su nombre ya se ha instalado en los carteles de festivales para este verano. Por lo pronto, estarán en el Mad Cool, Festival O Son Do Camiño, entre otros conciertos confirmados.

Leer más ...

Natalia Lafourcade, musa del folclore

La cantante mexicana presenta su último trabajo musical en La Riviera

Natalia Lafourcade en concierto

Ella misma lo dice. Primero aprendió a cantar y luego a hablar, por eso no sorprende ver las largas filas de gente apostadas frente a la Riviera para asistir al concierto de Natalia Lafourcade. La presencia de su público nos regala un bonito augurio: el directo puede ser épico. Y así se sentencia.

La artista mexicana sube al escenario para presentar su último trabajo discográfico, Musas, formado por dos volúmenes que contienen versiones del folclore tradicional junto a otros temas compuestos por la propia cantante. Como ya hiciera en su homenaje a Agustín Lara, Lafourcade consolida su amor por las clásicos, que interpreta en este disco con Los Macorinos, toda una leyenda musical.

A Madrid ha venido con su banda, ataviada de negro sobrio y de sus míticas trenzas, que aterrizan alternadas en su cabeza. El recital arranca con Vámonos negrito donde se intuye la cálida voz de la artista, que, acto seguido, pone a bailar a su público con la conocida Hasta la raíz. La canción, incluida en su disco homónimo, es el caldo de cultivo para que los asistentes entren en calor mientras alzan sus móviles para cazar alguna que otra fotografía de la artista. 

La voz de Lafourcade, dulce y delicada, preciosa, entona después con hilos de reggae Lo que construimos, antes de comenzar a presentar sus Musas. Este album es un viaje musical de respeto hacia los clásicos latinoamericanos, teñido de actualidad y toque personal. Suenan la preciosa Tú me acostumbraste o Qué sacado con quererte, de Violeta Parra. Con el bolero Soledad y el mar, la cantante está encantada al contemplar cómo el público conoce letra y sonido y sigue cada ritmo con soltura. Se aparta del micrófono y deja que la sala continúe. Recuerda con alegría, cómo hace siete años de su paso por territorio nacional, apenas unos seguidores atentos acudían a sus conciertos. Hoy, delante de una Riviera a rebosar, se siente pletórica y emocionada, arrebatada por el furor de sus espectadores.

Musas, de Natalia Lafourcade

Llega el turno de Nunca es suficiente, que trae reminiscencias de una Jeannette, a ratos pasada por el filtro de jazz. También hay tiempo para Ya no te puedo querer,  Palomas blancas, o Amor de mis amores, que el público corea en masa. Con Amarte duele, En el 2000 y Mi lugar favorito la mexicana llena de pop el escenario. En este recital hay espacio para cualquier ritmo, desde ranchera a son jarocho, pasando por bossa nova o bolero. E incluso hay tiempo para cantarle a la chica de la que se enamoró su entonces novio. Se trata del tema Ella es bonita, y que le sirve para presentar a su banda entre más de una interrupción del público.

Pero, si hay algo que Natalia Lafourcade quiere dejar patente, es su amor por la tierra y por su lugar de origen. Ella, que se confiesa a ratos “clavada al móvil”, se autodefine como una “hippie total”. En su interpretación de Ciudad Hermosa rinde homenaje a la Ciudad de México asestada por el terremoto el pasado mes de septiembre. A continuación, la veracruzana nos regala una versión de Cucurrucú paloma, que pone los pelos de punta; al igual que sucede con Lo prohibido.  

Y nosotros estamos ahí, y queremos más Musas. Es el momento de seguir bailando. La recta final del directo llega con Tus Ojitos, Mi tierra veracruzana y Danza de Gardenias, esta última compuesta junto a David Aguilar y que casa a la perfección con la pureza de la tradición latina. Para concluir, Natalia entona su Tú sí que sabes quererme poniendo el punto final dulce a un concierto que acierta de lleno con su folclore latino.  

Leer más ...

Inmensa Sílvia Pérez Cruz

'Vestida de nit' encandila en el Teatro de la Zarzuela

Conocí la melódica voz de Sílvia Pérez Cruz mientras husmeaba en una plataforma musical en busca de novedades. Cuesta escucharla y no deleitarse. Pulsas una canción y quieres quedarte en ella, paladear la letra y disfrutar de la voz, así que no pestañeé a la hora de decantarme por verla en directo. Es un espectáculo arrebatador que el público aprecia con su propio ímpetu: enmudece boquiabierto a la par que pide manos nuevas para seguir aplaudiendo.

Fragmento de la portada de 11 de noviembre, de Sílvia Pérez Cruz

La artista presentó el pasado mes de noviembre en el Teatro de la Zarzuela su disco Vestida de nit. Sílvia apareció cándida, dulce, inocente. Salió sola, arropada por un único foco que iluminaba su figura, pero con solo alzar la voz para entonar el Intro A Capella, la sala saltó al alborozo. A continuación escuchamos Cinco Farolas, donde ya entró acción el quinteto de cuerdas* que acompaña a la artista en este acontecimiento musical más que recomendable.

Sílvia es mucha Sílvia. Para definirla, una tiene que tirar de variados adjetivos que van desde lo natural a lo amable, pasando por lo glorioso y lo humilde. Sobre las tablas no conoce límites. Lo mismo cuenta, con gracia y sin artificios, que se ha maquillado con el dedo por falta de tiempo, que desata su voz en un quejido voraz estremeciendo las butacas. Ella es así. Fue capaz de declinar la oferta de un gran productor para convertirse en la nueva Norah Jones porque prefiere seguir visitando los bares de su barrio y compartir conversación con amigos.

Todo en ella llama a un revuelo de sensaciones. En la Zarzuela nos regala un apoteósico recital de música bien orquestado por la calidez de los instrumentos de cuerda. Se oye desde bossa nova, a flamenco, jazz, fado e incluso rancheras, con una voz emocionada y emocionante que paladea cada estilo con un gusto exquisito. Se escucha ahora Tonada de la luna llena, Mechita o el fado Estranha forma de vida. Con Ai, ai, ai pone al teatro a corear al unísono para pasar después a los versos de Pere Quart en Corrandes d’exili. También hay tiempo para un tema de Fito Páez y una preciosa ranchera a dos voces creada con el poema Mañana de Ana María Moix.

Sílvia Pérez Cruz

El directo embriaga. La cantante se detiene sobre una silla y su chorro de voz estalla. Camina descalza sobre el escenario o deja que las cuerdas se desboquen y protagonicen una parte del espectáculo. Pérez Cruz puede presumir de haber conseguido dos Goyas por dos canciones originales: uno por su tema en la película Blancanieves, y otro cabezón por Ai, Ai, Ai, incluido en el filme Cerca de tu casa, por el que también fue nominada como actriz revelación. En este filme se atrevió por primera vez a componer una crítica social directa con la canción No hay tanto pan, que entona tan solemne que algunos asistentes son incapaces de contener las lágrimas.

Enmudecemos. Y todavía nos queda tiempo para la sorpresa. De repente, sale al escenario la bailaora Rocío Molina, con la que coincidió casualmente en un vuelo, y con la que está participando en uno de los espectáculos improvisados más inspiradores a nivel nacional, Impulso. En esta ocasión interpretan Loca. El cuerpo de Molina se contorsiona al ritmo de la música empujado por su espontaneidad y un talento admirable que entrecorta la respiración. Exquisita simbiosis de cuerpo y voz. Para completar un espectáculo redondo, Pérez Cruz canta la preciosa Halleluja, y versiona Estrella de Enrique Morente.

La artista se detiene ante el aplauso del público, merecido, duradero, confirmando una actuación pletórica ante la que caemos rendidos. Lamentamos que el recital acabe. Pero aún queda tiempo para más. Pérez Cruz interpreta Vestida de nit  y, más tarde, nos regala un batiburrillo de canciones entrelazadas a la que sigue la interpretación de Gallo Rojo, Gallo Negro, conmoviendo a una Zarzuela entre luces y sombras.

Hay que decirlo: Inmensa. Es uno de los calificativos que no cuesta colgarle a Sílvia Pérez Cruz. Extiendo una invitación a verla actuar, los que tengáis ocasión de tenerla cerca. En los próximos meses aún tiene previsto continuar con este repertorio en otras ciudades españolas.

*Quinteto de cuerdas
Elena Rey, violín principal
Joan Antoni Pich, violonchelo
Carlos Monfort violín
Anna Aldomá, a la viola
Miquel Angel Cordero al contrabajo

Próximos conciertos:

25/02/2018: Impulso, con Rocío Molina, MADRID (Entradas agotadas) // Teatros del Canal 19:30h

02/03/2018: Sílvia Pérez Cruz presenta 'Vestida de Nit' en el Teatre Circo, ORIHUELA 

03/03/2018: Silvia Pérez Cruz presenta 'Vestida de Nit' en el Teatre Calderón, ALCOI, ALACANT Teatro Calderón 21:00h

Resto de actuaciones

Leer más ...

Femme Creators vuelve al Mercado de Diseño

Femme CreatorsVuelve la cita de diseño Femme Creators a Matadero Madrid. La próxima edición se celebrará los días 3 y 4 de marzo en el Mercado de Diseño con una programación repleta de música, gastronomía y propuestas innovadoras. El evento, que rinde homenaje a la mujer creadora, contará con 86 diseñadores en la zona interior y 70 en la zona exterior.

Los asistentes podrán disfrutar de un escaparate de moda, joyería, decoración, complementos, así como de talleres, galerías y un calendario musical con nombres como Soleá Morente, Linda Guilala y Dreyma, entre otros.

Además, se realizará la entrega del Premio MD-i a la Mejor Diseñadora Independiente del Año, un premio que consiste en 1.000 euros en efectivo, un stand premium en una edición 2018 de Mercado de Diseño y un galardón conmemorativo como “Mejor Diseñadora”.

Femme Creators

Fecha: 3 y 4 de marzo

Lugar: Mercado de Diseño de Matadero Madrid. Paseo de la Chopera, 14.

Precio: 2 euros

www.mercadodediseno.es

Leer más ...

Rosalía, el cante flamenco de la modernidad

La cantaora desgrana su trabajo musical, Los Ángeles, en el Circo Price

Rosalía - Los Ángeles

De ella dijo Pepe Habichuela que cantaba como “una vieja”. Si uno escucha su voz, apasionada y cálida, de dulzura en el lamento, entiende por qué Rosalía es la nueva sensación del flamenco. A sus 24 años, la joven catalana interpreta la música saboreando cada palo con una emoción tan propia que ha llamado la atención de los jóvenes y no tan jóvenes.

El pasado 3 de febrero, la cantaora desgranó su debut discográfico Los Ángeles (Universal) en el teatro Circo Price acompañada por Raúl Refree, productor de un proyecto que aborda la muerte sin rodeos, natural y sin prejuicios, con versos que traen a la actualidad cualquier atisbo pretérito.

La cantaora y el productor aparecieron sobre las tablas rodeados de un humo que inundó el escenario. Tras tomar asiento, sonaron los primeros notas de Si tú supieras compañero, tema con el que arranca el disco. Este comienzo da buena cuenta de la muestra del resto de repertorio: una simbiosis de versos y antiguos cantes del folclore flamenco, desde tangos a fandangos, alegrías o seguiriyas.

Rosalía, concierto en Circo Price

Empieza la ceremonia como un sepelio sereno en el que se vela a los muertos. La música continúa con Aunque es de Noche, un tema popularizado por Morente y Habichuela desde el poema La noche oscura del alma de San Juan de la Cruz. Le siguen la dolorida Nos quedamos solitos y las desconsoladas Por mi puerta que no lo pasen y Que se muere, que se muere.

Con su larga cabellera y ataviada con un vestido negro con flores rojas, Rosalía entona sentada junto a la guitarra de Refree, que acaricia y rasga las cuerdas, en calma inicial y con garra a continuación. Agita con poderío cada acorde como si impusiera toques de rock a los palos de flamenco. Es una máquina de hacer música. Irrumpen ahora con Catalina, con el público ya en el bolsillo, aplaudiendo con entusiasmo al final de la canción y soltando algún que otro piropo a la barcelonesa.

Rosalía, con cierta timidez, contesta y continúa desgranando las melodías, desde Llanto de Sacromonte a Que nadie vaya a llorar o Te venero, esta última al piano, con un Raúl que pisa con fuerzas las teclas del instrumento. La cantaora despliega su voz, se lamenta y aclama hasta que finaliza los cantes dejando, incluso, escapar alguna lágrima. A ratos, sostiene el micrófono con una mano mientras con la otra señala al cielo en un intento de grabar en el aire cada palabra que sale de su boca.

Continúa con De Plata bajo las cuerdas de la guitarra española y, como colofón a esta noche de desvelos, Rosalía decide interpretar I see a darkness, el tema que cierra su disco compuesto por Bonnie Prince Billy. La actuación ha transcurrido en un suspiro. Rápida, en duelo, mecida por los cánticos y el arrullo de la música. 

Abanico de influencias

Están los detractores, abanderados del purismo, que consideran a Rosalía una impostora y la acusan de apropiacionismo cultural en su forma de concebir el flamenco. Lejos de las críticas y dejándonos llevar por la emoción de la música, el poderío artístico avala a esta joven que asegura llevar 13 años bebiendo del cante flamenco, interesada en la lírica vocal y en otras influencias variadas que ayudan a configurar en lo que hoy se ha convertido.

Premio Ojo Crítico de la Música Moderna 2017 de Radio Nacional de España, la historia musical de Rosalía, aunque acaba de comenzar, ya cuenta con acreditadas actuaciones. Su colaboración con C. Tangana en el tema Antes de morirme acumula más de 9 millones de reproducciones en Youtube. También ha teloneado a Miguel Poveda e interpretado Cuando nadie me ve en el homenaje a Alejandro Sanz de los Grammy Latino 2017.

Y por si fuera poco, compagina su talento con su perfil de Instagram jugando a marcar tendencia. Aunque algunos ya la han catalogado como la Patty Smith del flamenco o la Lola Flores del siglo XXI, Rosalía rehúye de etiquetas que para ella solo significan una cosa: ponerse límites. Por eso, reivindica cualquier estilo musical, los cultiva y escoge su propio flamenco que, fuera de corsés, transmite su verdad, versátil y evolucionada.

Ha llegado Rosalía, que suenen las palmas.

Leer más ...

Lady Bird, el pájaro despliega sus alas

La película se estrena en los cines españoles el 23 de febrero

Lady BirdLas plataformas virtuales de cine la catapultaron a los primeros puestos de éxito por una cantidad nada desdeñable de valoraciones positivas, y aunque, este hecho no hay que tomarlo a la ligera, Lady Bird es una cinta capaz de contar con ingenio uno de los lugares comunes más que indagados en cine y literatura: la exploración en la adolescencia.

Greta Gerwig debuta en solitario en la dirección y guion de este filme protagonizado por Saoirse Ronan en la piel de Christine McPherson, o Lady Bird, como ella se define a sí misma, una estudiante de último curso de escuela de secundaria católica que reside a las afueras de Sacramento pasados los 2002.  

Esta comedia dramática de corte indie, basada en la propia experiencia de su directora, supera al consabido guion de instituto adolescente. Lady Bird está preparada para el conflicto y para excavar en su identidad a partir de su gusto por las expresiones artísticas. Como cualquier joven de su tiempo, sus inquietudes afloran mientras se siente incomprendida por su entorno familiar y educativo. Es la chica pájaro que no encaja y se busca a sí misma a riesgo de confundirse en sus elecciones. Natural y rechistona, sus inquietudes la impulsan a querer estudiar en otro estado, experimentar el primer amor, el deseo, los misterios de su sexualidad y las nuevas amistades, aunque ello conlleve desconciertos y decepciones.

Con un gusto, cuidado y delicadeza brillantes, la relación de madre (Laurie Metcalf) e hija ofrece un retrato repleto de contrastes con un abanico de diálogos perspicaces y lúcidos que navegan entre la tensión y la ternura y que reflejan cuán complicado resulta articular el papel de madre e hija y ponerse de acuerdo cuando la ocasión lo merece. Llega el momento irrefrenable en que el pájaro debe salir del nido, lejos de la protección maternal, duela a quien le duela.

Nominaciones a los Oscar
Es de agradecer poder disfrutar de una comedia de este corte rodada como un ejercicio de honestidad. Un texto dirigido, escrito y protagonizado por una mujer que crea personajes femeninos con fuerza, impulsados a seguir sus metas por irrealizables que puedan parecer.

La película ha sido nominada con cinco candidaturas de los Oscars, entre ellas mejor película y mejor actriz y guion. Greta es la quinta mujer en ser nominada a la mejor dirección por la Academia de cine norteamericano. Como candidatas también lo estuvieron, Kathryn por The Hurt Locker, Eran Lina Wertmuller por Seven Beauties, Jane Campion por The Piano y Sofia Coppola por Lost In Translation.

Lady Bird se estrena el 23 de febrero en los cines españoles

Leer más ...

El dolor monumental de Doris Salcedo

Hasta el de 1 de abril el Palacio de Cristal acoge Palimpsesto, una intervención de Doris Salcedo (Bogotá, 1958) en la que la artista expone su trabajo en torno a la violencia política y al dolor de quienes han quedado al margen de unas dignas condiciones de vida.

Salcedo, que suele definirse a sí misma como una escultora al servicio de las víctimas, construye este monumento a partir de una investigación de las historias incompletas de esta comunidad. En esta obra muestra  la violencia sin violencia y hace perceptible el sufrimiento sin dejarlo a la vista.

El Palacio aparece como un espacio propio de la escultura de Salcedo. Del suelo, brotan gotas de agua que se unen hasta formar los nombres de hombres y mujeres intentaron llegar a Europa para forjarse una vida mejor. Esta es una de las escenas dramáticas escritas en la historia reciente de las aguas del Mediterráneo ante la indiferencia de una parte de la sociedad europea que mira hacia otro lado.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Дюшеме http://www.emsien3.com/дюшеме от EMSIEN-3
Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3

Info

  • Baldosas Rojas
  • Todos tenemos nuestro talento. ¿Cuál es el tuyo? Cuéntanoslo y lo publicamos. 
  • Contacto: info@baldosasrojas.com
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3